Forn Can Lluís

Arraigado Histórico

Forn Can Lluís

 

El origen del Forn Can Lluís es complicado de datar, aunque Biel Martorell, actual propietario y tercera generación de la familia, calcula que fue hacia el año 1920 cuando abrió sus puertas.

El nombre de la panadería ha cambiado a lo largo del tiempo. Se cree que en sus inicios se llamaba Forn Can Ramon, o Callarís, que era el sobrenombre por el que se conocía en Inca al abuelo de Biel. Cuando su padre se puso al frente de la panadería, le puso su nombre, y así pasó a ser conocida como Forn Can Lluís. Actualmente, Biel y su mujer son quienes regentan el negocio, después de haber comprado las partes a sus dos hermanos.

Unos de los productos más destacados de la panadería son la coca de flan, también denominada de crema, y los cocs, un invento del padre de Biel, muy apreciados en Inca. Son un tipo de brioche de forma alargada y con un punto de dulzura, que se pueden comer con ingredientes salados o dulces. Podría ser que la palabra coc fuera el masculino de coca.

Además, también elaboran todo tipo de productos mallorquines, como barras, empanadas (panades) de diferentes tipos, cocarrois, pastas saladas, como cocas con pimientos, así como cocas dulces, de tallades o ensaimadas.

 

Foto ruta