Cafés Samba

Emblemático

Cafés Samba

Andreu Frau Santandreu empezó con una pequeña producción de café en la azotea de Can Costa, donde tostaba los granos en una tostadora pequeña, e incluso los molía, para venderlos a algunos cafés y bares del pueblo. Cuando el negocio creció, decidió abrir un local con su amigo Joan Caldentey para poder incrementar la producción de café. El negocio continuaba al alza y se volvieron a cambiar de local, justo delante, donde todavía están a día de hoy.

Rafel Frau Llinás, hijo de Andreu, se incorporó al negocio. A pesar de que empezó a trabajar de electricista, decidió aprender el oficio de tostador de café y continuar con Cafés Samba. Incluso compró la parte de Joan Caldentey cuando se jubiló, y se convirtió así en único propietario. Los cuatro hijos de en Rafel, Andreu, Miquel, Rafel y Bel Maria, están actualmente al frente del negocio.

Cafés Samba es uno de los cinco tostadores de café que continúan haciendo su producción en Mallorca, a pesar de haber más de 70 marcas de café en la isla. Después de tres generaciones, todavía mantienen la misma mezcla de café que elaboraba de forma artesanal su abuelo.

Como curiosidad, hay que comentar que son conocidos en todo el municipio por su antiguo lema: «Si el café es Samba… ¿Qué importa la cafetera?»

Foto ruta